Los precios del oro subieron a un máximo de dos semanas el jueves, impulsados por la caída de los rendimientos de los bonos estadounidenses y señales de un enfriamiento en el mercado laboral. Este movimiento fortalece las expectativas de un recorte de tasas de interés por parte de la Reserva Federal en septiembre, mientras los inversores se posicionan para los próximos datos de nóminas no agrícolas de Estados Unidos.

Factores Impulsores del Oro

El oro al contado subió un 0,4%, alcanzando los 2.363,03 dólares la onza a las 0858 GMT, tras haber alcanzado un máximo de dos semanas a principios de la sesión. El miércoles, los precios del oro subieron un 1%. Los futuros del oro estadounidense también mostraron un incremento, subiendo un 0,3% a 2.381,80 dólares.

Según Carlo Alberto De Casa, analista de mercado de Kinesis Money, “el oro está respaldado por las expectativas de una desaceleración de la economía estadounidense y un banco central moderado en los próximos meses.” De Casa añadió que, aunque no anticipa otro gran repunte del oro debido al ya significativo aumento de la primera parte del año, el hecho de que el oro se mantenga por encima de los 2.300 dólares es notable.

Influencia de los Rendimientos de Bonos y Expectativas de la Fed

Los rendimientos de los bonos del Tesoro estadounidense a 10 años se encuentran cerca de su nivel más bajo en dos meses, influenciados por los datos que sugieren un enfriamiento del mercado laboral. Esta tendencia refuerza las expectativas de que la Reserva Federal recortará su tasa de interés clave en septiembre y nuevamente a finales de año, según la mayoría de los pronosticadores encuestados por Reuters. Las tasas más bajas reducen el costo de oportunidad de poseer lingotes que no generan intereses.

De Casa también señaló que “lo único que podría presionar al oro en este momento es un repunte de la inflación en Estados Unidos.”

Expectativas del Mercado Global

Mientras tanto, en los mercados financieros en general, las acciones globales están al borde de alcanzar un nuevo máximo histórico, y el euro ha subido en anticipación al primer recorte de tasas de interés del Banco Central Europeo en casi cinco años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *